Compartimos material elaborado por la Facultad de Información y Comunicación (FIC) de la Udelar para combatir la desinformación ante la emergencia sanitaria que atraviesa el país.

El auge de las plataformas digitales y las redes sociales, que son cada vez más en los últimos años, ha permitido que las noticias nos lleguen de forma instantánea. Si bien podemos decir que estamos más “conectados” con el mundo, es un arma de doble filo. Más información no es sinónimo de mejor información.

La FIC-Udelar junto con el equipo de investigadores de AlfaInfo.uy que trabajan sobre alfabetización en información, brindan una serie de sugerencias basadas en los lineamientos de la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecas (IFLA por sus siglas en inglés) para no caer en la trampa de las fake news.

-Revisar la fuente ¿Dónde está alojada esta información? ¿Hay un sitio de referencia? ¿Es una página confiable?
-Buscar y confirmar quién es el autor. Si está en las redes sociales: ¿Tiene un usuario que pueda responder a una persona real.
-Comprobar la fecha. Si no aparece en la noticia, buscar por el titular en la web para saber si ya fue publicada en otra fecha.
-Leer más allá del titular. Es fundamental no quedarse con la idea del titular, ni enviarlo a otra persona antes de leer la noticia completa.
-Fuentes adicionales. Si la noticia contiene enlaces como forma de comprobación de la información, tenemos que comprobarlos. Si no los tiene, debemos buscar otras fuentes que contengan la misma información.
-¿Es humor? Puede ser un contenido en formato de sátira: busquemos indicios de esto a través del sitio asociado o del autor.

En estos tiempos también es necesario pensar qué hacer cuando recibimos información de dudosa procedencia a través de nuestras redes sociales y aplicaciones móviles de mensajería. Por ejemplo leer el texto completo o abrir la imagen en su totalidad antes de reenviar la información, corroborar siempre la fuente y el autor, no dejarse llevar por quién la reenvía ya que esta persona también pudo haber sido confundida por una noticia falsa, tener en cuenta el objetivo con el cual fue creado el grupo destinatario o la cuenta de red social emisora, y guardar tiempo de uno mismo para “desconectarse”.

Más información aquí