En el primer comunicado emitido el 17 de marzo, se anunciaba una serie de recomendaciones sobre los cuidados de las mascotas en el transcurso de esta pandemia causada por el COVID-19.

Luego de transcurridos 27 días desde nuestro primer comunicado, han ocurrido algunos hechos, de público conocimiento, que fueron publicados en varios portales de noticias, que ameritan una detenida evaluación:

-Durante las últimas semanas, han ido surgiendo una serie de casos aislados en distintos países de animales que resultaron ser positivas al coronavirus SARS- CoV2 (virus causante de la enfermedad humana llamada COVID-19):

-A comienzos de marzo de 2020, el Departamento de Agricultura, Pesca y Conservación (AFCD) de Hong Kong anunció que un perro de raza Pomerania, de 17 años y cuya tutora estaba enferma de CoviD-19, había resultado positivo al test de coronavirus. El animal no presentó signos de enfermedad respiratoria y murió a fines de marzo por enfermedades relacionadas a la edad avanzada.

-El 19 de marzo, el AFCD de Hong Kong anunció que un segundo perro, un Pastor alemán de 9 años, también había dado positivo por SARS-CoV-2. El perro fue puesto en cuarentena después de que su dueño fue confirmado con COVID-19. Aunque el perro ha dado positivo, no tiene signos clínicos de enfermedad. Otro perro de la misma residencia ha dado negativo para el SARS-CoV2.

-Un gato doméstico en Bélgica, cuyo dueño estaba enfermo de CoviD-19, resultó positivo a la presencia del virus. El caso se encuentra en estudio en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Lieja.

-El Departamento de Agricultura de EEUU anunció, a fines de marzo que 8 felinos mayores (5 tigres y 3 leones) del Zoo del condado de Brox (NY), resultaron positivos al test de coronavirus SARS- CoV2, cuando se les realizó la prueba a raíz de que una tigresa de 4 años presentó síntomas respiratorios.

 

Frente a estos hechos, es necesario hacer algunas aclaraciones para que los mismos sean analizados en su real dimensión:

-Todos los casos mencionados de animales positivos estuvieron en contacto directo con personas positivas al coronavirus.

-Ningún animal murió a causa del coronavirus. El perro de raza Pomerania, además de una edad muy avanzada (17 años), presentaba enfermedad cardíaca y renal previa.

-El Gobierno de Hong Kong enfatiza, que estos casos de infección en perros han sido aislados y que, hasta este 25 de marzo, el AFCD ha realizado pruebas en 17 perros y 8 gatos de hogares con casos confirmados de COVID-19 o personas en contacto cercano con pacientes confirmados, y solamente estos 2 perros han sido positivos.

-Por otro lado, el 13 de marzo, IDEXX Laboratories, un proveedor internacional de diagnóstico veterinario y software, anunció que había evaluado miles de muestras de perros y gatos durante el proceso de validación de un nuevo sistema de prueba veterinaria para SARS-CoV-2, sin encontrar resultados positivos.

-El gato de Bélgica presentó vómitos y diarrea, síntomas que pueden adjudicarse a cualquier enfermedad.

-Aunque las afecciones respiratorias en los animales son frecuentes, al igual que en el ser humano, la primera sospecha es que estos felinos contrajeron la enfermedad. Por el momento, los 8 animales se encuentran bajo supervisión veterinaria que evalúan la evolución del cuadro.

 

Sin embargo, estos hechos, llevan a estar atentos y a investigar más sobre los animales y la posibilidad de que no solo tengan la presencia del virus, sino también a que contraigan la enfermedad.

 

Al momento, existen varios grupos que investigan la posibilidad de infección del SARS-CoV2 en animales. En estos días se publicó un trabajo realizado en el Instituto de Investigación Veterinaria de Harbin (China), que sugiere que los gatos y los hurones pueden infectarse y que generan anticuerpos ante el coronavirus SARS-CoV2.

 

Aunque los resultados de este trabajo son impactantes y para tener en cuenta, al leer dicho trabajo surgen algunos comentarios que son importantes y necesarios para aclarar por qué en el ámbito veterinario se le quita trascendencia por el momento:

1-El número de gatos utilizados fue muy bajo, solo 5 animales, de los cuales 2 fueron sacrificados a los 6 días luego de la inoculación viral. En estos 2 gatos se encontró ARN viral en los cornetes nasales y tonsilas, pero ya no en la tráquea ni en los pulmones.

2-Los hisopados nasales no se realizaron en los animales vivos debido a la agresividad que mostraron (descrito por los propios autores). Este hecho deja dudas en cuanto al trato ético de los animales y su posible estrés, lo que puede invalidar los resultados.

3-Ninguno de los animales desarrolló síntomas clínicos y solo 1 de los 3 gatos expuestos a los infectados contrajo el virus.

4-Los resultados del trabajo sugieren que los gatos deben considerarse un elemento en el esfuerzo por controlar COVID-19, pero que no son un factor importante en la propagación de la enfermedad.

5-Los gatos se inocularon en las fosas nasales con cargas virales muy altas, que difícilmente puedan producirse en condiciones naturales.

 

En este sentido existen dos estudios que reafirman este último cuestionamiento: Por un lado, el 13 de marzo, IDEXX Laboratories, un proveedor internacional de diagnóstico veterinario y software, anunció que había evaluado miles de muestras de perros y gatos durante el proceso de validación de un nuevo sistema de prueba veterinaria para SARS-CoV-2, sin encontrar resultados positivos. Por otro lado, existe un trabajo realizado por el Instituto Pasteur de Francia (actualmente en revisión), en el que buscaron virus vivos en fosas nasales y materia fecal y anticuerpos en suero de perros y gatos que estuvieron en contacto estrecho con personas infectadas con SARS-CoV2 y el resultado fue negativo.

 

En el mismo trabajo realizado en el Instituto de Investigación Veterinaria de Harbin, los investigadores infectaron a 5 perros jóvenes y descubrieron que dos excretaron ARN viral en las heces, pero ninguno presentó virus capaz de infectar otros perros. Estos resultados coinciden con los de las autoridades sanitarias de Hong Kong, que no consiguieron aislar virus vivo de los dos perros positivos al coronavirus.

 

Investigaciones similares se llevaron a cabo en cerdos, pollos y patos y en ningún caso identificaron ARN viral en animales infectados deliberadamente con el virus, o en aquellos expuestos a los animales infectados. Estos hallazgos sugieren que ninguna de estas especies interviene en la epidemiología de la infección por Covid-19.

 

En conclusión, el virus SARS-CoV2 ha demostrado ser muy contagioso de humano a humano, a través de las gotas de la respiración (y la tos). Se sabe muy poco sobre el comportamiento del virus en animales, y si bien hay indicios de que algunos animales pueden contraer el virus, no hay evidencias, por ahora, de que desarrollen la enfermedad, la transmisión entre animales sería muy baja. No hay ningún trabajo que demuestre que el virus se transmite de las mascotas al ser humano.

 

Además, es muy importante resaltar que desde que apareció la enfermedad, en diciembre de 2019, se han infectado (al 10 de abril) más de 1.700.000 personas en todo el mundo y se han superado las 106.000 muertes (la cifra se actualiza día a día). Las noticias de infecciones en animales, hechos aislados, más que aportar información pueden generar dudas y temores que no son fundados por el momento.

 

 

Instamos a los propietarios de los animales de compañía a escuchar los consejos de sus veterinarios y a seguir sus recomendaciones para mantenerse a salvo a sí mismos y a sus animales de compañía.

El control de la enfermedad debe basarse, firmemente en reducir el riesgo de transmisión de persona a persona.

 

El Departamento de Pequeños Animales de la Facultad de Veterinaria, basados en artículos de la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal), WSAVA (World Small Animal Veterinary Association), AVMA (Animal Veterinary Medicine Association) y AVEPA (Asociasión Veterinaria Española de Pequeños Animales), reitera las siguientes recomendaciones:

1-Paseo de las mascotas

  • Si el o los perros tienen terreno suficiente como para ejercitarse y hacer las necesidades, lo recomendable es no sacarlos a la calle.

  • Si no tiene terreno y no hay más remedio que sacarlo a la calle:

-        Hacerlo pocas veces al día y el menor tiempo posible

-        En horas de menor aglomeración de gente

-        No entrar en contacto con otra gente ni con otros animales

-        Sacarlo de a una sola persona y en lo posible que no lo saque un niño

-        Llevar bolsa para levantar los excrementos

-        Lavarse las manos antes de sacarlo y usar guantes

  • Al volver a casa:

-        Usar un paño con agua y lavandina en la puerta para los zapatos

-        Lavarle las patas (también entre los dedos) al perro con una sustancia que no sea irritante. Agua y jabón es suficiente. No usar productos químicos como hipoclorito o alcohol

-        Limpiarle el pelo con algún objeto que arrastre, puede ser toallitas húmedas

-        Día por medio hacer un baño con champú seco

-        Quitarse los guantes antes de entrar en casa y lavarse bien las manos con agua y jabón

-        Lavar frecuentemente los utensilios del animal (comedero, correas, etc)

2-Si soy positivo al coronavirus o efectivamente tengo CoviD-19

-Se recomienda que la persona no cuide ni esté en contacto con su mascota. Que sea otra persona que se encuentre a cargo de la misma mientras dure la cuarentena.

-Lo importante es entender que las mascotas pueden ser transmisoras mecánicas del virus. Así como se recomienda que frecuentemente hay que lavarse las manos, limpiar los zapatos o el celular, las mascotas pueden llevar el virus en el pelaje, por lo que, si una persona está contaminada por el coronavirus, no debería cuidar a sus mascotas ya que podría contaminarlo con su tos. Sería recomendable que otra persona cuidara de las mismas.

3-¿Qué hacer con los gatos?

-Lo recomendable es evitar que el animal salga de la casa. Se puede intentar poner red o mosquiteros en las ventanas y arena sanitaria para sus necesidades dentro de la casa.

-Pero es lógico entender que esto no siempre es posible. Se puede recomendar como conducta lógica, limpiar el pelaje del gato con toallitas húmedas, de manera de que esto barra en forma mecánica la posible contaminación. Lógicamente usando guantes y lavándose las manos luego.

La Facultad de Veterinaria, al igual que todas las asociaciones veterinarias consultadas, entiende que no se justifica bajo ningún concepto el abandono ni la eutanasia de animales debido al COVID-19.

coronavirus animales

Si Usted desea leer información segura, se sugieren las siguientes referencias bibliográficas:

-        Bhimraj A, Morgan RL, Shumaker AH, Lavergne V et al. Infectious Diseases Society of America Guidelines on the Treatment and Management of Patients with COVID-19 Infection. www.idsociety.org/COVID19guidelines 

-        Comunicado de Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales (AVEPA): Avepa se pronuncia sobre el estudio de infección por coronavirus en gatos. 02-04-2020.

-        Comunicado de la American Veterinary Medical Assosiation (AVMA): SARS-CoV-2 in animals, including pets. 05-04-2020.

-        Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE): https://www.oie.int/es/nuestra-experiencia-cientifica/informaciones-especificas-y-recomendaciones/preguntas-y-respuestas-del-nuevo-coronavirus-2019/ 

-        Querol N. SARS CoV2 y Animales. Observatorio de violencia hacia los animales. Abril 2020.

-        Shi J. et al.  Susceptibility of ferrets, cats, dogs, and other domesticated animals to SARS–coronavirus 2 Science 10.1126/science.abb7015 (2020).

 

 

Ver Recomendaciones en PDF